LA ESTANDARIZACIÓN NO ES EL FIN, ES EL INICIO

La estandarización es uno de los fundamentos del modelo LEAN, es soporte de sus pilares. Su aplicación es hoy generalizada en varios sectores, y en la industria es difícil encontrar una organización que no la aplique en sus procesos y oficinas. Sin embargo sus beneficios no son claros, su uso o actualización raros, y su importancia es subestimada.

Entonces: ¿Qué es estándar y cuál es su importancia en el modelo LEAN?

La estandarización no es el objetivo

Un estándar no es un documento bien redactado en un archivo Word, firmado por los gerentes de calidad, producción y responsable del sector, archivado en carpetas AZ en cada puesto de trabajo. Esto, no se exactamente qué es.  Un estándar no es tampoco la marcación con cinta en escritorios para ubicar el teléfono o el mouse del computador.

Utilizando la definición de Masaaki IMAI, fundador de KAIZEN Institute, el objetivo de un estándar es uniformar la mejor manera de realizar una tarea, la manera que permita asegurar la calidad, y de realizarla en las mejores condiciones de seguridad y de facilidad para el operador. La pregunta sería: ¿En qué permite los ejemplos anteriores realizar mejor la actividad?

Una vez construido, un estándar permite identificar rápidamente una anomalía o  variación dentro de un proceso y eliminarlo formulándose la pregunta ¿Por qué? De acá que Taichi OHNO, constructor del modelo de producción Toyota, TPS, se refiere a un estándar como el principio de KAIZEN, o, del mejoramiento continuo. Si no hay estándar: ¿Cómo podríamos identificar una anomalía o desviación? ¿Frente a que podríamos comparar?

KAIZEN inicia y termina con un estándar

La parte más difícil de la estandarización es que los estándares no son inamovibles. Si creen que los estándares están gravados en mármol, se equivocan. Cuando el medio ambiente cambia, los estándares cambian también. Debemos entender que los estándares están ahí para ser modificados. Yoshio SHIMA Director de Toyoda Machine Works

Los estándares deben evolucionar de la misma manera que evoluciona el proceso. Cada mejoramiento KAIZEN, o nueva organización debe culminar en un nuevo estándar. Este estándar servirá de base para el siguiente KAIZEN, y así en adelante. Por esta razón, los estándares deben ser sencillos en su actualización, deben facilitar su evolución. Un estándar que no evoluciona es un estándar que no está siendo utilizado por el personal en el gemba.

T. OHNO sostenía que antes de ingresar en el desarrollo del ciclo PDCA, motor del KAIZEN, era necesario recorrer el ciclo SDCA (Standardize, Do, Check, Act). Y tiene sentido si tenemos en cuenta que el objetivo de un estándar es estabilizar. ¿Cómo podemos mejorar algo que no es estable? Antes de mejorar hay que estabilizar.

Si partimos del principio que las posibilidades de KAIZEN son infinitas, esto quiere decir que la dinámica de un estándar debe ser igual. Su actualización debe ser permanente hasta el infinito.

La estandarización no es el fin, es el medio a través del cual podemos eliminar pérdidas MUDA y variaciones MURA, de un proceso aplicando los principios KAIZEN.  Es la manera en que LEAN resuelve problemas para asegurar el JIT, y JIDOKA. Nuevamente esta definición, nos invita a cambiar nuestra perspectiva y pensar en el proceso y no en el resultado y a ver la estandarización no como algo definitivo sino como el medio para avanzar en nuestro objetivo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s