¿SON NECESARIOS INDICADORES OPERACIONALES?

Hay un factor común en la mayoría de las empresas con las que he trabajado, del sector industrial o de servicio, y es una pobre cultura del dato, es decir: La poca calidad de la información y gestión que con ella se realiza; su explotación, análisis, y su uso para facilitar la toma de decisiones. Esta es, en mi opinión, uno de los principales retos a vencer durante el desarrollo del modelo LEAN-TPM.

No importa el tamaño de la organización el diagnóstico es casi siempre similar, no existe gestión de indicadores en el gemba.  Ya sea porque no hay colectas de datos en el proceso, como es el caso de la mayoría mipymes, o las métricas se limitan a indicadores de gestión financiera y/o servicio (básicas para una certificación) como es el caso en las pymes, o finalmente existen los indicadores y datos de la operación en grandes bases de datos SAP que son explotados y trabajados por departamentos de gestión (lejos del gemba) para realizar su reporte mensual.

En los tres (3) casos la reflexión es: ¿Cómo se están tomando las decisiones del gemba en el día a día, si la calidad y gestión de indicadores es tan pobre?

No son de unos pocos

La ausencia de indicadores en el gemba dificulta el empoderamiento de su personal frente a los objetivos y el mejoramiento del proceso, generando la dependencia de sus líderes, supervisores o ingenieros, para la observación y el análisis de anomalías. Y es lógico: ¿Cómo puedo ser responsable de algo, si desconozco su estado, sus metas, sus métricas y sobre todo mi rol frente a estas últimas?

Más aún, si desconozco las métricas y objetivos: ¿Cómo puedo asegurar la estabilización del proceso, responsabilidad del gemba? ¿Cómo puedo identificar una brecha o variación, para anticipar un no conforme o disfuncionalidad? Por último: ¿La dependencia de supervisores o ingenieros, no generan tiempos de espera, MUDA?

El conocimiento exclusivo contradice el fundamento de una organización que aprende, de una organización LEAN.

En principio los indicadores de operación deben ser conocidos de todo su personal. La información en computadores o pantallas no son lo ideal ya que dificultan el acceso y en ocasiones la comprensión del personal en el gemba. Una hoja de papel actualizable en lápiz, permite a operadores conocer, calcular, y observar inmediatamente su estado frente a un objetivo. Este es el inicio del cuestionamiento.

La importancia de indicadores en la operación no se limita al empoderamiento y conocimiento del estado actual del proceso, son también la manera de desplegar la estrategia de la organización, y asegurar el alcance de las metas anuales planteadas.

¿Cuántos y qué indicadores necesita un proceso? No lo sé. Pienso que la respuesta es otra pregunta: ¿Qué necesita ver?

Uno de los primeros retos al adoptar cualquier modelo de excelencia operacional, LEAN, TPM, es el despliegue de información que permita identificar el estado de cada proceso y empoderar al personal de sus métricas y resultados. Permitir al personal en el gemba su cálculo, manipulación y actualización es el inicio del cambio hacia el análisis.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s